Si eres de un país que no pertenece a la UE y deseas permanecer en España durante más de tres meses, debes solicitar un visado. Este visado te permitirá permanecer y moverte con libertad durante el periodo otorgado, dentro de España ¡y también por todo el territorio Schengen de la UE!